domingo, 30 de mayo de 2010

Comimos duro, bebimos fuerte...

video

Acaba la Semana Me muera con Eloi como último exponente, ya que se quedó hasta el domingo porque debió trincar algún pez más. Salmeán, para olvidar, porque hay que pescar desde lianas y O Pedrido, por el vídeo que aquí tenéis, para ser recordado. Ni Tim Burton rodaría algo mejor, tenéis que reconocerlo.

Por la semana pasaron Carlos, su padre Antonio y Miguel. Buenos pescadores de Ferrolterra, buena gente. No faltaron, como estaba previsto, Miguel Piñeiro y Juan Zulueta, que tenían As Fontes, para completar, todos, una buena reunión el martes. Mucha cuadrilla representada en Amaído, entre abrazos y risas, que es como mejor se está. Posteriormente aparecieron dos míticos de Salmo. Carlos y Manolo. Siempre es un placer verlos porque, amén de pescadores, son compañeros. También llegó Dani desde A Coruña, con otros dos colegas. Malló en A Volta y no lo sacó porque no estaba. Un salmón hubiera entrado a su rigor en la jornada. El que no falló fue Pablo (Armería Diana de Lugo), el viernes en el 3 de A Pontenova. Con él, su padre, José Manuel, y uno de los mejores compañeros de pesca que he tenido y, evidentemente, tengo, Suso, el atleta de Guitiriz, una potencia de éste y otros deportes y de la vida en general. Compartimos cena en A Pontenova con D. Ramón, Mundito, el galeno más dicharachero desde A Mezquita a Ribadeo y encontramos un buen nivel hostelero en casa de Tino. Amaído fue el cuartel general, con Yolanda y Carlos cerca cuando se les necesitaba. Un lujo, y un menú que me ha puesto una papada que me hace más interesante (como pescador, que lo del 'sesapil'...)

Pepe cada pocas horas, charlando contigo, el mejor ganchero del mundo, es gasolina para el alma. No entendería esta historia sin estar cerca de él antes y después de pescar, compartiendo un vino y hablando de que es de Primera y yo de Regional, a pesar de que soy del Depor y él del Oviedo. Querido Oviedo, cómo lo sigues pasando de mal. Eso sí, yo el año que viene pienso ascender a Tercera e ir a categoría por temporada, por lo menos hasta Segunda A, que se decía antes.

Sólo el estado, pésimo, de Salmeán, empañó lo perfecto. Es una vergüenza. A ver si van gastando la pasta en limpiar un poco los ríos. Que no pongan excusas con conferencias hidrográficas o competencias. Es un coto de pago. No exijo salmones, pero sí un mínimo de limpieza en los ríos. Ahí no puedo llevar a pescar a mi padre o a mi hijo ¿es de recibo?

Me dejo para el final a mis tres compañeros de pesca. Eloi, Santi y el Eo. Vengo nuevo, cansado, porque antes fue el Camino y antes el Mandeo y no hemos parado en todas las vacaciones, pero vengo nuevo, y la culpa también la tienen ellos. Además del compromiso con el pasarlo bien, el pescar, y el hacer cada uno lo que le salga de la visera del sombrero sin que nadie le diga nada, su implicación se ve en dos vídeos geniales que pasarán a la posteridad. Eloi, Santi, os vais a jo.. robar, si Dios nos da salud, muchos años, porque ya estamos planeando la semana del que viene (e como quen di, acabamos de chegar).

A tí, Eo, qué te voy a decir. Que eres un trozo de mi y que no puedo prescindir de algunos días, seguidos, en tus riberas. Qúizá por Pablo, José Manuel y Suso y sus consejos en A Pontenova, por las tardes con Pepe por Reiboa, O Pozón, Os Estreitos. Por los Laureanos de Teverga y sus clases particulares en A Volta, por los días con Moralejo, Zulu, mi hermano Piñeiro, por una noche con mi padre en Amaido, por sentarme en la mesa como en liturgia con muchos de muchas especies pero con un único camino por recordar, por los momentos en soledad mirando al agua de O Ron en Salmeán, por las risas en As Barcas... Tienes pocos peces, Eo. Pero ni tú ni yo tenemos la culpa. Ya te echo de menos. Menos mal que ahora el Ulla y el Mandeo me llaman de nuevo para que no me ponga triste al no estar más cerca de ti.

Fuera melancolía, que aquí estamos y hay que entrar en la atmósfera de nuevo. Lo hemos pasado muy bien en la "Segunda Semana Salmonera Me Muera (SSSMM) ¿quién se a punta a la TSSMM? Sólo hay que cumplir con nuestro lema, cosa que hicimos a rajatabla: "Comimos duro, bebimos fuerte, y le enseñamos los cojones a la muerte".

Hasta el año que viene.

video