jueves, 25 de octubre de 2012

El nudo de la risa en el Mandeo

La pesca tiene momentos inolvidables. Ahora que estamos fuera de temporada (no da llegado marzo) y andamos sumergidos en aguas de trabajo, por y para la pesca, y a veces con poco tiempo para la risa, llega el momento insondable de echar una sonrisa al aire recordando nuestros ríos más queridos con añoranza.
Añoro el Mandeo como añoro Leiro, mi recunchiño de terra que cada día va más presente en mi vida. Con mis ríos sucede lo mismo. Sé que pronto podremos pescarlos (no da llegado marzo) pero en estas latitudes del año vivimos de los recuerdos de la temporada, los sorteos y el 'numerazo' que la terna 'Memuera' tenemos en Asturias. Creo que nos tocará pescar en Cantabria sin haber pedido permiso a la notable comunidad sardinera porque en Asturias dirán: "nun queda nada, guaje, es una pene pero nun queda nada, una pene, tenéis que echar el meruco en...". Y además andamos con xornales, libros, premios, proyectos faraónicos hipogeo-mastaba-pirámide que nos están absorbiendo el tiempo. Por eso pasa tan rápido la notemporada (no da llegado marzo).
"El nudo de la risa en el Mandeo". No os perdáis el pez de Manolo Peces, de Salmo, de Coruña de toda la vida, puesto de medalla en la solapa de mi salmona favorita...
Un vídeo y una 1906 para relajarme y pensar en lo que más me importa...
video